Consejos para mejorar tu digestión

¿Sufres de problema digestivos de manera diaria: hinchazón, molestias estomacales, constipación ocasional, acidez o fatiga luego de comer? Una solución simple para estos problemas comunes es considerar no solo lo que comemos, sino que también cómo lo hacemos.

Sigue estos consejos para mejorar tu proceso digestivo y evitar este tipo de molestias.

Detén las comidas multitarea

Todos hemos visto, o incluso hemos sido, personas que realizan comidas multitarea – alimentarse al mismo tiempo que se conduce o comer en el escritorio porque no hay tiempo para un almuerzo apropiado. Nuestros cuerpos necesitan un ambiente estimulante y tranquilo para procesar y absorber los nutrientes de nuestras comidas. Si un lugar así no está disponible, deberíamos al menos estar sentados para comer – nunca de pie, caminando o conduciendo.

Disfruta el acto de comer

El acto de comer es dador de vida. El proceso de comer, de acuerdo al Ayurveda, es importante para el desarrollo de la conciencia así como también para la salud física. Cuando nos sentamos para comer, el estómago está en una postura relajada y nuestra conciencia está en los sabores, la textura y el olor de la comida. Esto mejorará significativamente nuestra digestión.

Estimula el fuego digestivo

Mejora tu digestión estimulando el Agni, nuestro fuego digestivo, antes de comenzar a comer. Un Agni débil puede ocasionar fatiga luego de comer, por lo que Ayurveda recomienda comer un trozo pequeño de jengibre fresco con unas pocas gotas de jugo de limón y una pizca de sal antes de una comida completa. Esto activa las glándulas salivales, produciendo las enzimas necesarias para que los nutrientes de la comida sean absorbidos fácilmente por nuestro cuerpo. Manten una digestión fuerte y saludable agregando el jengibre como un suplemento

Equilibrar el fuego digestivo es clave en Ayurveda. Si la llama es muy baja, tomará mucho tiempo cocinas la comida. De la misma manera, si es demasiado alta, la comida se puede quemar. Si ponemos un gran pedazo de madera en un fuego pequeño, lo extinguirá. Nuestro fuego digestivo debe estar en equilibrio para que podamos digerir nuestras comidas de manera eficiente y sin problemas.

Evita combinar bebidas heladas y comidas

Esto es como arrojar agua helada en el fuego. El agua helada extingue el fuego digestivo. Incluso el jugo o la leche recién sacados del refrigerador son muy helados para una buena digestión. El jugo debería ser tomado a temperatura ambiente y el agua sin hielo.

Una vez que asumas este hábito de beber líquidos a temperatura ambiente, notarás una mejora significativa en tu digestión y en la manera en que tu cuerpo se siente mientras comes y después de terminar.