La importancia del sueño según el Ayurveda

El sueño es algo vital para el Ayurveda, clasificándolo como uno de los tres pilares base de la vida. Es uno de los tres factores que contribuyen a la habilidad de sobrevivir y prosperar.

Las investigaciones hablan que hay que dormir de 7 a 8 horas diarias. Sin embargo sabemos que no todos somos iguales y lo que tenemos que considerar es la calidad del sueño que logramos. Esto, según el Ayurveda, se relaciona con nuestros doshas. Por ello el conocer nuestro biotipo predominante puede darnos información valiosa para conseguir la calidad y cantidad de sueño que cada uno necesita (¿Aún no conoces tu Dosha? Toma nuestro test y entérate).

Vata

Es de sueño variable debido al movimiento y la energía que hay en su mente y cuerpo. Como resultado, Vata tiende a promediar entre 4 y 7 horas de sueño por noche.

Quienes tienen a este dosha como predominante, generalmente sufren de insomnio, incluso sin razón aparente. Su zona de sueño es entre las 2:00 y 6:00 am, que es cuando comienza la energía Vata a subir de nuevo, con mayor movimiento en la mente y el cuerpo.

Pitta

Es de sueño moderado. Es decir, la mayoría de los Pitta duermen bastante bien. Si se despiertan durante la noche, usualmente no tienen problemas para volver a quedarse dormidos. Su promedio es entre 5 a 8 horas de sueño por noche.

Quienes tienen a Pitta como su dosha predominante suelen llegar a la cama entre las 10:00 pm y 2:00 am y se pueden encontrar con problemas para conciliar el sueño.

Kapha

Es el rey del sueño. Ellos duermen profundamente, sin ser molestados y por más tiempos que los demás doshas. Ellos tienden a hacer un promedio de 8 horas de sueño. Debido a su densa, lenta y pesada energía, la zona de sueño de Kapha ocurre en dos intervalos del día, desde las 6:00 a 10:00 AM y desde las 18:00 a 22:00 horas. Por ello llegar a la cama a las 10:00 PM, y que es lo que ayurveda recomienda, le permite hacer el mejor uso de esa energía pesada y lenta para conciliar el sueño.

Algunos consejos:

  • Despertar e ir a la cama a la misma hora, todos los días, ya que esto ayuda a calmar la mente.
  • Crea una rutina nocturna: toma una hora antes de dormir para descansar y relajarte, evitando actividades activas y estimulantes como TV, computadores, teléfonos, etc. y opta por las tranquilas y relajantes.
  • Masajea los pies y sienes con aceite de sésamo tibio antes de ir a la cama.
  • Antes de acostarse puedes practicar algunas posturas o asanas suaves de yoga como balasana (postura del niño), apanasana (rodillas al pecho), prasarita padottanasana (postura de piernas extendidas), savasana o postura del cadáver, uttanasana (estiramiento intenso) y/o vajrasana (postura del rayo).